LA ENTREVISTA CON ANDRÉS MARTÍN, PRESIDENTE DE LA FUNDACIÓ PER A L’EDUCACIÓ EMOCIONAL

noviembre 26, 2008 at 11:45 pm (Entrevistas) ()

LA ENTREVISTA CON ANDRÉS MARTÍN, PRESIDENTE DE LA FUNDACIÓ PER A L’EDUCACIÓ EMOCIONAL

Andrés Martín: “Pep Guardiola es un gran educador emocional”

Sostiene que cualquier equipo es un estado de ánimo, y que la felicidad es solo un puntazo.

GASPAR HERNÁNDEZ

–Estamos mal, por lo que se refiere a salud emocional.
–Estamos peor que mal. Hay datos que nos indican que estamos ante un problema muy grave. Un veneno que no se ve y que está ocasionando que la depresión sea la enfermedad del mundo desarrollado. El suicidio es la primera causa de muerte entre los jóvenes. La falta de educación emocional está en la base, por ejemplo, de conductas agresivas, y sobre todo, en la violencia de género. Estamos ante un problema gravísimo.

–En Catalunya más del 25% de las atenciones ambulatorias tienen que ver con trastornos psicológicos, según reconoce la consellera Marina Geli.
–Durante nuestras vidas, nosotros o alguien de nuestro entorno tendrá un trastorno emocional importante, que le puede llevar a la depresión.

–Hablamos mucho de la depresión, pero hay trastornos cotidianos que nacen de gestionar mal las emociones, y que pueden generar problemas de salud. La ira, por ejemplo. Nadie sabe qué hacer con ella.
–Nadie está a salvo de los problemas emocionales. Es necesaria la educación. La fuente de bienestar personal está ligada a la autonomía del individuo en relación con los demás. Y no es fácil tener autonomía en una sociedad y en unos momentos de la historia en los que la vulnerabilidad psicológica es espantosa.

–¿Por qué?
–Porque han desaparecido los contenedores clásicos: la familia, la tribu, la religión, como elementos inmutables. Estos contenedores salvaguardaban al individuo de los momentos de desequilibrio psicológico.

–Aguantaban cualquier vendaval.
–Y por primera vez el ser humano se encuentra desnudo y solo. Y la realidad es más feroz que nunca, con la revolución tecnológica, la económica –la crisis– y la revolución social, con la igualdad de la mujer, que ha trastocado, por cierto, a muchos hombres. Y además han desaparecido muchos valores.

–Ya no tenemos a las tribus, pero nos quedan los equipos de fútbol.
–Por suerte. Y, por cierto, los entrenadores tienen que ser unos buenos educadores emocionales para conseguir que el equipo marque goles. Es lo que está pasando con el actual entrenador del Barça. Pep Guardiola es un gran educador emocional.

–Brindemos.
–Una de las utilidades de la nueva carrera universitaria de educadores emocionales que queremos que se desarrolle es esta: todos los entrenadores de fútbol deberían hacer estos estudios. Valdano decía: un equipo es un estado de ánimo. Y el principal responsable es el entrenador, como se ha visto en el Barça. Con prácticamente los mismos jugadores, un nuevo entrenador ha infundido ánimo, goles y aplausos. Lo importante es el ánimo: saber que puedes marcar un gol, o sobreponerte a un problema o una situación trágica. La confianza en ti mismo y la serenidad.

–¿Falta una asignatura de educación emocional en la escuela?
–No es una asignatura lo que falta, sino un planteamiento diferente de manera de entender la enseñanza en el colegio y en casa. La educación emocional es referencial: tú no te educas emocionalmente a través de un curso o asignatura. Nos fijamos en las personas que admiramos y en nuestros padres, cómo gestionan sus emociones, y aprendemos de ellos, por referencias. Y en la vida pública, desgraciadamente, los referentes no son muy buenos.

–Y cuando los hay nos parecen místicos alejados de la cotidianidad, como Amma, la mujer de los abrazos.
–O la madre Teresa de Calcuta. Es gente demasiado especial, cuando esto tendría que ser lo habitual. Se educa emocionalmente con el ejemplo. Y en base a un sistema de valores. Sin él, es imposible educarse emocionalmente. Porque los valores actúan de contenedor. Si tienes valores, aguantas los tsunamis emocionales.

–¿Cuál es el mejor contenedor individual?
–Que tú seas libre, autónomo y capaz de vivir en un mundo diferente y desarrollado. Porque los problemas emocionales se dan sobre todo en sociedades desarrolladas. Hay un 65% de personas afectadas por trastornos emocionales en el mundo desarrollado, frente a un 25% en el mundo llamado subdesarrollado.

–¿El objetivo es lograr la felicidad?
–El objetivo es el bienestar personal. La felicidad es un puntazo. Y cuando perseguimos la felicidad, como solo se da de vez en cuando, tenemos garantizada la frustración. Lo importante es la serenidad y el equilibrio.

Fuente: El periodico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: