“En el subconsciente está la posibilidad de lo inesperado”

agosto 12, 2008 at 9:20 am (Entrevistas) (, )

Pierre Magistretti, neurobiólogo experto en el inconsciente
Tengo 55 años. Nací en Milán y vivo en Lausana (Suiza). Estoy casado y tengo tres hijos. Creo que la riqueza más grande del mundo es la riqueza interna de los individuos. Políticamente hay que hacer todo lo posible para que se exprese la individualidad

¿Estudia usted el inconsciente desde la ciencia?

Sí, y creo que la experiencia que uno vive deja unas huellas en el subconsciente que con el tiempo crean una realidad interior que es única para cada individuo. Este sistema de huellas es en parte consciente y en parte inconsciente.

¿Somos como iceberg?

Sí, hay mecanismos que facilitan la reasociación de las huellas creadas por la experiencia. Esa reasociación conforma una realidad interior que no está en relación directa con la experiencia inicial, es decir, se crea una realidad interior inconsciente que es muy determinante para el individuo.

¿Entonces somos puro inconsciente?

La genética da un marco general, la experiencia da cierta determinación, pero es esa realidad interna inconsciente la que nos permite improvisar y crear. Somos más nuestro inconsciente que nuestro consciente.

¿Cómo hacerlo aflorar?

La conciencia nos permite, en parte, tomar conciencia de lo que el inconsciente nos ha hecho hacer, sentir y pensar.

¿Siempre a posteriori?

Sí. Nosotros creemos ser los jefes de nuestras decisiones, pero la mayor parte de lo que hacemos proviene del subconsciente, que se ha creado con el mecanismo de la plasticidad neuronal y la reasociación de las huellas.

Entonces, si somos tan inconscientes, no existe el mal consciente.

Ese es el misterio y el tema de mi próximo libro. Si efectivamente fuera un sistema que funciona bien, donde la pulsión nos permite retomar el equilibrio, viviríamos en serenidad; pero como explicó Freud hay algo en el mecanismo psíquico, asociado al principio de placer, que nos hace ir más allá del equilibrio.

¿Es usted un biólogo psicoanalizado?

Sí. Creo que cada uno de nosotros vive en una casa con un desconocido al que nunca ve y el psicoanálisis te permite encontrar a esa persona y aprender a vivir con ella.

Esas huellas que se forman en nuestro cerebro y que nos hacen ser como somos, ¿podemos cambiarlas conscientemente?

Sí, la plasticidad neuronal implica la modificación permanente de nuestro cerebro, por la noche su cerebro es distinto al de la mañana, efectivamente hay espacio para el efecto de la palabra sobre la psique.

¿Entonces por qué es tan difícil cambiar?

Por la discontinuidad entre experiencia y huellas. Recuerde que se van reasociando y creando a su vez nuevas huellas que ya no están en relación directa con la experiencia.

Explíqueme eso de que creamos desde el inconsciente.

La conciencia es el sistema que nos permite percibir, es meramente funcional, muy normativa, sin ella, por ejemplo, la vida social sería casi imposible.

Las nuevas técnicas de imágenes cerebrales ¿nos ayudarán a entender algo más del inconsciente?

No creo que lleguen nunca a evidenciar lo que la gente piensa, pero sí ponen en evidencia el consumo de energía por parte de las neuronas. Cuando yo hablo, la zona que controla el lenguaje consume más glucosa, oxígeno y requiere más sangre, como en un músculo que trabaja, y esto es hasta hoy lo que podemos observar.

Lo que gastan las neuronas…

Así es, y resulta que el cerebro consume muchísima energía, representa el 2% del cuerpo y consume entre el 20% y el 25% de la energía de todo el cuerpo. Lo curioso es que en estado basal, es decir, cuando no trabajamos con el cerebro ni realizamos ninguna acción, el consumo sólo desciende entre un 10% y un 15%.

Entonces el inconsciente consume mucha energía.

Sí, el estudio del estado basal es un camino a investigar que nos abrirá muchas puertas.

¿Existe el inconsciente colectivo?

No veo una base científica en él, más bien mis teorías se basan en lo contrario: en la singularidad y la individualidad. Yo me acerco al psicoanálisis como neurobiólogo y estoy convencido de que hay una base neurobiológica en el inconsciente freudiano.

¿Tampoco cree en el determinismo social, el poder de las circunstancias?

Creo que en la mayoría de las veces ese determinismo es una interpretación a posteriori, es decir, que creamos una causalidad a posteriori. A menudo los psicoanalistas se dedican a predecir el pasado, por ejemplo: “Es un hombre depresivo porque su padre se suicidó”. Sería así si hubiera una correlación lineal entre experiencia y huella, pero lo que hay es una discontinuidad y el individuo emerge precisamente en ella.

Entonces debemos tener cuidado en cómo nos contamos la propia historia.

Exactamente, porque habitualmente creamos casualidades que no son reales. La conciencia es muy útil pero también limitativa.

¿Para qué sirve el subconsciente?

El bebé llega a un mundo que no entiende y las exigencias del cuerpo son dolorosas: hambre, sed, dolor… exigencias que no puede controlar, satisfacer, ni entender, de manera que asocia esas huellas somáticas con representaciones mentales y así surge el subconsciente. El subconsciente sirve para sobrevivir y con el tiempo nos da la posibilidad de crear algo inesperado y único no determinado por la experiencia.

Abriendo camino

Magistretti, que ha dado una conferencia en Euroscience Open Forum 2008, es un biólogo muy particular. Ha descubierto varios mecanismos celulares y moleculares que explican la relación entre la actividad neuronal y el consumo de energía por el cerebro. En el 2002 obtuvo la medalla Emil Kraepelin, del Instituto Max Planck. Pero su pasión es entender el inconsciente desde la ciencia, y para ello ha abierto una colaboración con el psicoanalista François Ansermet; juntos han publicado A cada cual su cerebro, Plasticidad neuronal e inconsciente (Katz). Así psicoanálisis y neurociencia, enfrentadas desde hace lustros, han abierto una vía de colaboración de consecuencias insospechadas.

Fuente: La Vanguardia

1 comentario

  1. jans said,

    agusto me he quedado reflexionando lo que aquí aportaís, aunque mejor sería decir que agusto se han quedado mis neuronas. yo me identifico como yo aunque lo propio sería decir yo con sentido y referencia fisiologica y a su vez biologica. la unica duda que mi yo plantea aunque quizas no tenga sentido, es; ¿porque las neuronas manifiestan a traves de las palabras sus emociones, por que las neuronas hacen que nuestro conciente o inconciente se manifieste, por que nuestras celulas crean seres tan diversos y tan extraños, por que todo esta relacionado y por que me crearon a mi? si Dios no nos soluciona el problema de la existencia ni tampoco lo soluciona la ciencia, ¿por que nuestra existencia sigue buscando una explicacion sobre si misma?

    ¿por que nuestras conexiones neuronales siguen planteandose estos problemas? es el medico interno o el ansia de supervivencia lo que nos hace buscar la excitacion de lo posible e imaginado.

    por que las celulas o neuronas o esos seres que construyen nuestra conciencia, provocan sueños y enigmaticas preguntas?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: