“Dios es el hombre y el hombre es Dios”

junio 18, 2008 at 2:14 pm (Entrevistas) ()

Sor Marie Keyrouz, la monja cantante, doctora en Antropología Religiosa y Musicología
“Dios es el hombre y el hombre es Dios”
49 años. Nací en Líbano y vivo entre Líbano y París, donde he fundado el Instituto Internacional de Canto Sacro. Los políticos deberían poner orden entre los hombres, pero promueven conflictos. Soy cristiana. Dios es mi alma, estoy al servicio del hombre, que es imagen de Dios

¿Cuándo descubrió a Dios?

Mi familia es cristiana, pero la gran llamada que todavía no he conseguido comprender fue a los 7 años.

¿Qué pasó?

Empecé a cantar música sacra y descubrí que hay algo verdaderamente esencial en la vida. A los 12 años empecé a trabajar mi voz. Entré en lo religioso a través de la música.

¿Por qué estudió antropología religiosa?

Cuando estalló la guerra en Líbano yo tenía 20 años y era monja maestra de una escuela. Durante los bombardeos, la gente venía a refugiarse a nuestros sótanos y me di cuenta de que la mejor manera de superar el miedo era cantando.

¿Y?

Una mañana, al salir del refugio, había muertos en la puerta de la escuela. Entre ellos, Antoine, un joven de 17 años. Cuando su madre lo vio, empezó a blasfemar, furiosa. Su padre me pidió que cantara algo por el alma del joven. Yo tenía un nudo en la garganta, pero me puse a cantar en medio de la calle y entonces la madre dejó de gritar, juntó las manos y dijo: “Gracias, Señor, dame paciencia”, y empezó a cantar conmigo.

Comprendí que mi canto era importante para transmitir el mensaje de la paz dentro del corazón humano. Aquel día decidí dejar la enseñanza y continuar mis estudios de musicología y antropología para saber cuál es el papel y los efectos del canto en la vida del hombre desde el Antiguo Testamento.

¿Y comenzó su vida de misionera a través del canto?

Sí, hace un cuarto de siglo. Yo sabía que no era una guerra entre religiones, que esa guerra la habían creado los políticos utilizando la religión, así que decidí con la voz y con el canto hacer otra cosa.

En Líbano hay diecisiete comunidades religiosas diferentes.

Llamé a músicos de todas ellas, cristianos y musulmanes, para crear Ensemble de la Paix. Dimos nuestro primer concierto en 1984 bajo el bombardeo, y desde entonces recorremos el mundo para decir que todos somos hijos de Dios, dando testimonio con la fe, con la voz y con la música. Algo que nos une a todos, músicos y espectadores.

¿Por qué está tan segura?

Porque todo lo que obtengo con mi música (y quien viene a un concierto colabora) lo dedico a Enfans pour la Paix, asociación para garantizar la salud y la escolarización de niños en países en guerra. Comprendí que la ignorancia y la pobreza están en la base de las fracturas sociales, de las guerras y del terrorismo. No se pueden reclutar terroristas en una sociedad favorecida.

Cierto.

Si mi canto no fuera a favor del hombre, que está hecho a imagen de Dios, no tendría sentido. Dios es el hombre y el hombre es Dios.

Usted pertenece a una orden donde tiene superiores. ¿Le han puesto problemas?

Sí, muchos; es normal, nuestra congregación se dedica a la enseñanza. Pero, para mí, una religiosa es un puente que conduce a Dios. ¿Qué sentido tiene dar clases de matemáticas sin decir ni una palabra de Dios?

Sentido tiene, sor Marie.

Una mujer que ha sacrificado su amor, el ser madre, la vida social… ¿para ser profesora? No vale la pena. Cuando se sabe cuál es el objetivo y el objeto de tu misión, las cosas cambian. El objeto de mi misión es mi voz, un don que he recibido, y lo natural es que trabaje con ese don pese a las dificultades.

Hábleme de ellas.

Cuando te invitan a un festival como este, no estás en la iglesia, y no solamente acuden creyentes, sino también ateos y gente que viene a criticar: “¿Qué es esto de una monja artista?”… Aquí debo reflexionar.

¿Y cuáles son las conclusiones?

Debo poner mi voz a la altura del arte. Hay que trabajar la voz, estoy diplomada en canto sagrado occidental, bizantino, gregoriano, ópera… Dios es lo perfecto y no tenemos derecho a transmitirlo de cualquier forma, por eso todavía hoy sigo estudiando tres horas diarias, para estar a la altura de ese don.

¿La técnica es lo importante?

Es muy importante. Pero la música sacra es sobre todo un estado de gracia; por eso mi canto ha superado fronteras y divisiones religiosas. Cuando se hace canto sagrado hay que buscar la mejor música, la mejor voz, los mejores músicos y los mejores instrumentos, y aun así no basta.

Caray, qué exigente.

… Hay que reunirlos con la misma fe compartida, porque la fe es la fuerza más grande del hombre.

¿Ha visto algún milagro?

El mejor es que después de los conciertos muchas personas que no sentían a Dios, lo han sentido. Yo no hago proselitismo, para mí lo esencial es crear la atmósfera para que la gente regrese a su interior y recupere la imagen divina que a veces esta oculta por todo el mal del mundo, y por el ruido.

Habla de la importancia de la fe, pero no todo el mundo ha tenido la suerte de caer del caballo.

Si vives en concordancia contigo mismo y con el hombre que está frente a ti; si lo que eliges hacer lo haces con amor y admiras la belleza que te rodea, ahí está Dios. La fe es acción; pero por desgracia en la historia se han cometido muchos errores en nombre de Dios, las cruzadas te quitan las ganas de ser cristiana. No se puede decir “que Dios nos bendiga” y luego bombardear.

La voz del éxtasis

Su porte y su sonrisa me trasladaron a la infancia, y no por el colegio de monjas, sino por la Julie Andrews de Sonrisas y lágrimas.Igualita. De Andrews me sorprendía cómo podía hablar a la vez que sonreía, y lo mismo me ocurrió con sor Marie, “la gran señora del canto cristiano”, “la voz del éxtasis”, que ayer actuó en el Palau de la Música de la mano del Festival Únicas. Pero hubo más sorpresas, empezando por su voz, su amplia cultura y su autoexigencia: tiene un título en Canción Clásica Occidental y otro en Oriental, su repertorio va desde Bach, Händel o Mozart hasta el ambrosiano o el gregoriano. “El estudio me ha dado armas para luchar por el papel femenino en la Iglesia”.

Fuente: La vanguardia

1 comentario

  1. Sergio Aschero said,

    La Numerofonía de Aschero, se basa en las ciencias matemáticas (geometría y aritmética), en la óptica, en la acústica y en la lingüística, lo que lo hace muy claro y comprensible hasta para niños desde los tres años de edad, en absoluta contraposición con el sistema tradicional de notación musical.
    Utiliza formas geométricas y colores para los más pequeños y a medida que van avanzando en edad y en su aprendizaje, el sistema va incluyendo números enteros y fraccionarios, acompañando al niño en su desarrollo escolar de manera simultánea a su formación académica.
    Es un sistema lógico que permite que todos, pero todos sin excepciones, puedan leer, escribir, interpretar y crear música, culta o popular, incluyendo a adultos, adolescentes, niños y personas con capacidades especiales, sin tener que caer en el absurdo de los bemoles, sostenidos, claves, o tantos otros signos anacrónicos que integran el sistema de notación, para que todos aquellos que aman la música, puedan disfrutarla activa y participativamente, y no tan sólo el 5% de la humanidad, que es lo que ocurre estadísticamente, lo que demuestra el altísimo nivel de analfabetismo existente.
    Por cierto que hay quienes en su deseo de mantener posiciones de elite, pueden oponerse a este cambio revolucionario, pero este código no está dirigido a quienes ya leen música, sino a ese 95% de personas que no lo han logrado con el viejo sistema, incluyendo a un gran número de músicos populares.
    Oponerse a la Numerofonía de Aschero es oponerse a Pitágoras, a Galileo, a Newton. . .
    El objetivo de la investigación del doctor en musicología Sergio Aschero es mejorar la relación entre la música y la gente, a partir de la recuperación de la unión entre la ciencia y el arte, tal como ocurría en la Academia de Atenas de la Antigua Grecia cuando la música era una de las ciencias matemáticas, junto a la aritmética, la geometría y la astronomía.
    Se debe hacer todo lo necesario para que perdure lo verdaderamente profundo, como es la música creada en todas las épocas y en todas las culturas, y no jerarquizar lo superficial, como es atarse a formas vetustas y a signos obsoletos, que se han demostrado absolutamente ineficientes en la alfabetización musical de la mayoría de las personas.
    Este lenguaje ha sido certificado por lo Ministerios de Educación de España e Italia como alternativa al sistema tradicional de notación.
    Si les interesa, desearía tener un contacto con ustedes con el fin de profundizar sobre el tema.

    Mis datos:

    Sergio Aschero
    Doctor en Musicología

    http://www.ascheropus.com.ar
    sergioaschero@gmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: